He estado observando las aves durante casi 6 décadas. Aquí algo sobre aves, las personas, los lugares y aves marinas, más cualquier otro pensamiento de poco profundidad .....

miércoles, 8 de junio de 2011

Cabo Hatteras : 18 mayo - 1 junio (parte 1ª : aves marinas)

Este viaje era un sueño viejo para mi, desde oí hablar de Brian Patteson y sus salidas al Atlántico desde Cabo Hatteras en su barco ‘Stormy Petrel II’ (dcha) y luego vi los resultados plasmados en su página web www.patteson.com – toma un vistazo a las especies y las fotos y veras el por qué de mi sueño-. Además, como el año pasado hicimos el mejor pelágico en el Atlántico oriental desde Madeira, pensé que era tiempo, antes de estar demasiado viejo, realizar el mejor pelágico en el Atlantico occidental, así que rompí la hucha y empecé a hacer planes. Y este es el relato, en dos partes. Esta primera está sobre las aves marinas, la segunda sobre especies no marinas, limicolas, paseriformes, etc.

Por los cuya geografía no está al tanto, el Cabo Hatteras es el punto sur de una larga banda de más de 100 kms. de dunas y habitats varios que corre de norte a sur en la zona que se conoce como Outer Banks con alguno pueblecito. Y casi a final, antes de llegar a la isla de Ocrakoke, hay el pueblo de Hatteras. Y de allí sale lo que se puede clasifcar como los pelágicos más excitantes en el Atlántico occidental bajo el mando de Brian Patteson y con la ayuda incansable de Kate Sutherland (izq.), y una variedad de ornitólogos reconocidos como ‘spotters' que ayudan en encontrar las aves en el oceáno tan inmenso.

Yo llegué volando desde Madrid a Washington Dulles, luego a Norfolk (Virginia), con United. Luego unos 80 kms en coche de alquiler (caro) y se nota mucho la pobre señalización. Pernocté en Coinjock (NC) en un pequeño per adecuado motel que es parte de una marina. Allí ví varias especies interesantes, incluyendo alguna nueva, pero de eso en la segunda parte sobre aves no marinas.

Realicé diez salidas, los días 20-23, 25-28 y 30-31 de mayo. Salimos muy temprano, embarcando a las 05.15 mientras los mosquitos nos comian vivos, y en camino con la primera luz de día. Luego eran alrededor de dos horas corriendo a c.14 nudos al sur en busca de las aguas más cálidas del corriente del Golfo (Gulf Stream) más allá de la plataforma continental. Una vez en posición, empezó la tarea de Kate de ‘chum’, y por ello utilizan un aceite commercial de menhaden (Brevoortia patronus) y bloques congelados de restos triturados de pescado que se utilizan para la pesca deportiva, el fuente de ingresos porla mayoría de la gente del pueblo de Hatteras. Es un sistem muy diferente a el de Madeira Wind Birds. Y así se corria lentamente, dejando una línea de aceite (slick) a que, con suerte, las aves acudirían, atraídas por su agudo olfato.

Según mi juicio, este sistema tiene sus pros y sus contras, aunque a menudo Brian dobló el rumbo para mantenernos cerca a la línea del slick.

Ya debo dejar claro que comprendo la teoria de relatividad y que no hay sólo tres dimensiones. Cuando el barco va en una dirección sobre unas olas de 1-1.5m o más, el ave va en otra dirección como una flecha con los cambios de alyura y dirección, y que tu estas utilizando una mano prel barco y otra intentando a sacar alguna foto. Debe existir como mínimo 5ó 6 dimensiones. Pués, tios, es dificil, y or eso la pobre calidad de muchas fotos. Y si se añade que los paíños Boreal y del grupo de Madeira se mantiene bastante lejos del barco y vuelan con una velocidad de luz, igual como las Pterodromas, comprenderas las dificultades. Palabras suficientes, allá vamos,con poca palabría.

Creo que la mayoría de nosotros esperabamos ver las Pterodromas (hay seis lectores que lo comprenderán especialmente), pero sólo vimos dos especies, el Petrel Antillano P. arminjonia (230+ ejs.) y el Petrel de Fea P. feae (3). Así, en principio todos esperabamos ver algo como esta foto, un petrel arqueando sobre el horizonte (izq.). El Antillano es algo variable en la cabeza y en el ala inferior y espero que se puede ver en estas pocas fotos.Los dos arriba a la izquierda y derecha representan aves más o menos medios, con algo de ceja en frente del ojo, el a la izquierda muestra el cuello gris y no blanco, algo evidente en el a la derecha arriba y debajo izquierda. El ave a la derecha muestra muy poco negro y el ojo totalmente aislado del negro de la cabeza.

Se notaba no sólo unas diferencias en el patron delala inferior, pero también de estado de muda de algunos (izq.), mientras tras mostraban poco, y unos nada (derecho), siendo aves del año, porque según el HBW, se reproducen apartir de diciembre.

A veces nos encontramos con pequeñas bandas mixtas posadas en la mar, y aquí una con Cenicientas, una Sombría y 2 Petreles Antillanos. A veces también hemos encontrado Paíños de Wilson posados.

Vimos sólo 3 Petreles de Fea, y tengo sólo una foto mala, y esa la mejor de todos en el barco. Sólo vimos una Pardela Capirotada, un ave que hizo una aparencia rápida sobre la línea de aceite y desapareció.

Más frecuente eran las Pardelas Sombrías (izq), a menudo más cerca a la orilla. En vuelo, cuando despegaban, se podría la cantidad de blanco en el ala inferior.




Un día vimos una Pardela Pichoneta, allí una rareza, y aunque no tengo fotos de testimonio, la alegría de muchos de los americanos era patente, porque para ellos era un 'bimbazo'.
Mucho más común eran las Pardelas Cenicientas, especie que aquí conocemos sobradamente. Tuve algunas discusiones interesantes, porque aunque la gran mayoría pertenecian a la subespecie borealis, vi una de la raza mediterránea diomedea.
A la vez, Brian y varios otros me coment-
aron que han visto aves inter-
medios entre las dos subespp. y que ellos dan poco creencia a la Pardela de Scopoli como especie.
La otra pardela
frecuente era la Pardela de Audubon, especie que conocí de mis años en las Bahamas. En algunos apsectos me recuerda nuestra Balear, pero con la cola más larga y el dorso mucho más marrón y mucho menos variación en patron del cuerpo y sub alar.
En cuanto a los paíños, lo más numeroso era, y por muchisimo, el Paíño de Wilson, que estaba en migración al N desde sus colonias de reproducción en el hemisferio sur. Es imposible dar una idea de la cantidad de estas pequeñas aves vimos. Algunos seguían la línea de aceite durante horas, pero el número estimado en una ocasión era en exceso de 55 a la vista, y la foto a la izquierda da idea de las concentraciones.
Muchas de los adultos eran en muda alar activa, y en un estado francamente lamentable, como se puede ver en la foto derecha abajo, mientras una minoría tenia el plumaje alar perfecto, estos se supone ser juveniles. En la foto a la izquierda se puede ver el amarillo interdigital.


Vimos sólo un Paíño Europeo, pero para los americanos era un bimbazo enorme, y las cameras - Nikon y Canon con lentes enormes-, dispararon como metralletas.
Como he indicado antes, las pocos observaciones de los paíños Boreal y de Madeira no se prestaron a la fotografía, porque se mantenian lejos del barco y muy lejano de la línea de aceite, y las pocas veces que se acercaron, era con una velocidad muy diferente a los de Wilson. Entre los paíños de Madeira, vimos algunos en muda alar, reproductores invernales que deben, según uno de los americanos (un listero descarado), pertenecer a la propuesta nueva pero todavía declarada especie Paíño de Grant (dcha.), mientras el a la izquierda no parece mostrar muda alar, y por eso será un Paíño de Madeira puro, aunque con un obispillo sucio y reducido, sin las marcas normales.
Había Pelicanos también, siempre más espectaculares, sólo o en formación con su vuelo poderoso y un buceo como un charrán o alcatraz.

Y ahora, y no hago excusa ninguna por decirlo, las fotos que considero las mejores de una de las aves marinas más lindas que hay ..........
el Rabijunco Chico.

Estas lindezas con alas -vimos 4 en total- siempre llegaron de la nada cuando estuvimos a 30 o más millas de la costa, siempre realizaron varios circulos alrededor del barco, de nuevo con las cameras sonando como metralletas, y seguían su rumbo a díos sepa donde.

Y ahora a los págalos, gaviotas y charranes. Vimos sólo Pomarinos inmaduros, gaviotas y charranes. Todos los Pomarinos, y no habían muchos, se mantenian muy lejos del barco, así la calidad de las fotos es bastante pobre por la ampliación necesaria.
Otra cosa eran las gaviotas, empezando con la sorpresa por las fechas por estaba allí durante todo mi estancia, de un ejemlar de 1er verano de Gavión Hiperbóreo, en un estado bastante degradado, pero era otra delicia para muchos de los americanos.
También habia algunos Gaviones Atlánticos, adultos que se mantenian lejos de los humanos, e inmaduros, y aquí un ejemplar de 2º verano.
Había una selección interesante de
Argénteas Americanas de 1er
verano, y si alguien quiere copias de todas, que me las piden al privado,
pero aquí dos para dar la idea de las variaciones que pueden haber. Y por supuesto habian los adultos, pero pocos.
La gaviota más
abundante, y estaban por todas partes, en el puerto, la calle, aparcamientos, era la Guanguanare, con una cantidad ingente de adultos (foto) pero muy pocos inmaduros, y esas de 1er verano (foto). Son muy confiadas, descaradas, ruidosas y con uno de sus reclamos que suena muy mucho como el de un Pagaza Piconegra, especie que vi pero no hay foto.



Entre los charranes, vi una Pagaza Piquirroja, no en la mar pero en Pea Island (hablaré de ello en la 2ª parte), y allí también allí una pareja (ad. e inm.) de Charrán de Forster, y Charráncito Americano, pero las fotos están muy malas por la distancia y calima (ca. 38ºC).

Y en la mar Charrán Artico (1), algunos Charranes Comunes y, por casi terminar, un 1er verano de Charran Bridado, que posó como un veterano y mostró que el también estaba en muda.

Y por fin, he terminado con aves marinas, pero no puedo resister mostrar esta foto de otro bicho volador - ¡un pez volador!

4 comentarios:

Jesús Menéndez dijo...

Aupa, Delicioso! Enhorabuena.

RGCostales dijo...

¡¡ Bravo, Andy, Bravo !!, Fantástico. Ansío ver la segunda parte. ¿Puedes recordarme qué cámara utilizas?

Antonio Sandoval dijo...

Qué pasada, Andy!!

JACS dijo...

Muy bueno, Andy, un sitio realmente emocionante, que buenos recuerdos.

Un abrazo