He estado observando las aves durante casi 6 décadas. Aquí algo sobre aves, las personas, los lugares y aves marinas, más cualquier otro pensamiento de poco profundidad .....

domingo, 12 de mayo de 2013

03-06 mayo : Central Park, Nueva York

'New York, New York, it's a wonderful town,' dice la canción, y entre sus muchas maravillas y unas memorias tristes, es Central Park, pero no dice que la migración de primavera en este parque es una de aquellas maravillas y que el primer fin de semana de mayo suele ser el mejor momento. Y si tomas un vistazo a este enlace www.youtube.com/watch?/v=VkmXQGHalk  veras el por qué el efecto de este enorme oasis verde en medio de la jungla de rascacielos, miles de peatones y el tráfico de pesadilla.
He sabido lo de la enorme migración de primavera que pasa por el parque desde hace muchos años, pero no he podido irme allí hasta esta primavera, aunque no todo salió como era de esperar y que había planificado. El chico quien iba actuar como mi guía el sábado y domingo, el hijo de un amigo, se puso enfermo, que me quitó una vista a Jamaica Bay para limicolas, un ornitológo americano me aconsejo no irme sólo. Encima, ha sido la peor primavera desde hace dos décadas para el paso de paseriformes, la mayoría reinitas y vireos, a causa de vientos prolongados del este que habian forzado las aves más tierra adentro en vez de por la costa. Así, en vez de 15 a 25 de estas cada día, el máximo visto en tres días era de siete especies, que no es mucho. Sin embargo, estuve contento, disfruté y vi algunas aves muy buenas encima, con algunas nuevas, como veras, aunque eso no era mi objetivo

Volé en ambas direcciones en un pajaro grande Airbus 340 de Iberia que salió y llegó a tiempo en ambas direcciones. Salí el 2 de mayo y llegué en Nueva York la misma tarde, un día muy largo cuando se vuela al oeste, pero es mucho mejor que volar oeste-este a la vuelta que, para mi, tiene un efecto mucho más fuerte sobre el cuerpo, especialmente porque tenia que volar JFK-Boston-Madrid.
Habia hecha reservas para 4 noches en un hotel en West 72nd, justo al lado de Central Park. No era muy barato y costó más que el vuelo pero confortable, dormí bien cada noche, me levanté temprano, desayuné un poco,  y estuve en el parque antes de las 07.30 cada mañana, incluyendo la última.
En total, pasé dos días y medio más dos horas la última mañana, mientras el sábado tarde me fui al American Museum of Natural History para ver una exposición muy buena e interesante sobre ballenas, montada en coopearación con Nueva Zelanda y las islas Cook del Pacifico. Toda la información estaba escrita en inglés (hasta allí, bien y sin problemas) y maori (¡ni idea!).
NOTA : 1) Todos los nombres en castellano son del HBW (Lynx) ¡y me ha tomado bastante tiempo a buscarlos!
2) Habia visto muchas de las especies antes de cuando vivi en las Bahamas, visitas a Florida en los mismos años (1967-72), y Carolina del Norte (2011),
Strawberry Fields para siempre (Los Beatles)
El parque está muy limpio, y eso a pesar de los numeros de perros paseando por allí con sus dueños y sólo vi un deposición, dejado por una vieja bruja que dejó los residuos de su perro a pesar de varios dueños llamando su atención a esa falta. Todo el parque está bien cuidado, hay una presencia policiaca y crimen diurno es casi inexistente, según mi informador, pero hay zonas donde no está aconsejable aventurar tras caer el sol. Corredores y ciclistas son muchos -los americanos creen mucho en matarse corriendo por la mañana antes de ir a trabajar-, y los ciclistas no paran en los cruces de cebra.
Los neuvoyorquinos cuidan de su parque y lo utilizan al tope los fines de semana, especialmente los domingos si hay sol, con atracciones como un grupo que hacen nada más que cantar los canciones de los Beatles a una audiencia numerosa cada domingo tarde en Strawberry Fields (for ever) justo dentro de la entrada frente a West 72nd. Allí, temprano, está muy bueno para las aves, luego es otra historia los fines de semana, y allí vi mi primer Reinita Encapuchada, un machito esplendido aunque iba a ver otra mejor más tarde, pero sin fotos.
Cherry blossom


En primavera, la gran alegría del parque radica en el número enorme de arboles y arbustos en flor, un ornitológo me dijo que había 25.000. Los arbustos en flor y especialmente los robles americanos con sus flores colgantes son muy atractivos para las reinitas. Hay algunas zonas del parque especialmente buenas y pasar algun tiempo más allí, escuchando y buscando movimiento en lo alto de los arboles, sobre todo los robles americanos, tiene sus compensaciones -pero sólo si las aves están-. Las mejores zonas están alrededor de Strawberry Fields, North Meadow, Great Hill y especialmente The Ramble. Se puede comprar un pequeño, plastificado, y muy útil mapa del parque por Amazon, y lo recomiendo sin reservas.
en The Ramble
Todo este foliaje atrae no sólo las aves pero también los ornitológos, a veces solitario, a veces en grupos como éste abajo, mirando hacia arriba por las especies que frecuentan los altos de los arboles. También tantas horas mirando hacía arriba da dolores en los cervicales y zona lumbar, así estaís advertidos. De hecho, se ha calculado que varios cientos de ornitologos lo visitan durante el transcurso de un año, unos sólo en primavera, otros (los jubilados) casi a diario. El grupo en la foto debajo de esta líneas estaba intentando a localizar un Reinita Galana .... y lo consiguieron, y yo también.
buscando una Reinita Galana
Estornino Europeo
Gorrión Común con su nido
 Es obvio que algunas especies son más comunes que otras, aunque algunos de estas son bastante cautas y difíciles fotografiar, mientras hay otras muy familiares a nosotros de Europa. Este está  a causa de nuestros antepasados (más bien los mios que los vuestros) porque importaron especies que los hicieron pensar en lo que habían dejado atras en Europa y desde hace años los Americanos nos han estado maldiciendo, notablemente el Estornino Vulgar y Gorrión Común, esta segunda incluso construye sus nidos -aunque no muy bien- en algunos arboles del parque. De hecho, tiene tantos Gorriones Comunes que los podrían exportar una gran cantidad a Gran Bretaña para su repoblación, y según Chris Feare tras leer la versión inglesa, también los Estorninos.
Gorriones Comunes bañándose en polvo
Zorzal Robín
Chara Azul
Brown Cowbird
Hay una densidad enorme de Charas Robínes, están por todas partes del parque y a menudo crían en los lugares aparentemente más inadecuados, pero parece que nadie los molesta,  aunque siempre hay los parásiticos Tordos Cabecipardos en lo alto de los arboles buscando un nido para poner un huevo, o los Charas Azules, común pero cautas, en los niveles más bajos también buscando huevos no atendidos.
Cardenal Norteña
Aunque bastante común, a veces muy timidos pero muy confiados en otros momentos, hay los rojos Cardenales Norteños.
Una de las especies que me gustó mucho era el Chingolo Gorjiblanco, una especie no muy pretenciosa, rechoncha pero con propia atractiva, que veces  se mostró muy bien en las sombras oscuras mientras buscaban comida en el suelo entre las hojas caídas y plantas herbáceas a bajo nivel. Sólo hay que mirar a las tres fotos de esta especie, y veras y comprenderas.
 

tres Chingolos Gorjiblancos
Carbonero Cabecinegro
Chingolo Cejiblando macho
Los  Chingolos Cejiblancos están más escasos y localizados en el parque y aún más dificiles fotografiar por su timidez, igual como los pocas Pajaro-gatos Grises , igual como los pocos Carboneros Cabecinegros porque ellos y los Herrerillos Bilcolores frecuentan los stratos más altos y/o frondosos de los arboles y además están en movimiento constante.
También bastante numeroso, y seguramente lo más numeroso de los carpinteros, es el Carpintero de Carolina y vi varias parejas, incluso dos de ellas excavando agujeros en troncos muertos. Por casualidad me encontré con un viejo señor de color, con un equipo Nikon enorme en peso como precio, buscando una pareja excavando para fotografiarlos, y tras una conversación muy interesante le pude mostrar una de las parejas, y el encantando. Hay treas otras especies de carpintero en el parque, pero mmucho más escasos, el Pico Pubescente (¡qué nombre!), Pico Velloso y Carpintero Escapulario, y cada una de estos vi en menos de cuatro ocasiones.


tres Carpinteros de Carolina (o el mismo tres veces)
Carpintero Velloso (macho)
Y al objetivo principal del viaje, los vieros y reinitas y su falta de presencia esta primavera. He mencionado ya los dos esplendidos machos de Reinita Encapuchada. A ellas pude añadir algunas Reinitas Trepadoras, dos o tres Reinitas de Manglar, y un número parecido de Parulas Norteñas aunque sólo uno se mostró bien durante unos segundos, y ejemplares solitarios de Reinita Azulado, la Coronada que me dejo fotografiarlo casi a placer, y la Reinita Galana.. Pero ¡sólo 7 especies de reinitas en vez del mínimo de 15 que esperaba! pero eso es la ornitología.
Parula Norteña

2 de la misma Reinita Coronada
La situación era muy parecida con los vireos, el más común Vireo Gorjidor, con avistamientos de Ojiblanco y Chivi (éste no tiene el ojo rojo, salvo que lo tienes en la mano y ves la luz reflejada en su retín, como el efecto 'red eye' -ojo rojo- en fotos).
Vireo Gorjidor
Los Zanates Comunes son, como el nombre indica, comunes y los machos con los ojos blancos muestran una irridescencia increible cuando los ves en pleno sol pero están bastante timídos e inquietos. En la misma familia de corvídos y turpiales, habia unos pocos Tordos Cabecipardos y Sargentos Alirrojos,  mientras los Turpiales de Baltimore estaban llegando del sur. Tuvimos la suerte a ver un macho precioso de Turpial de Baltimore que no se dejó fotografiar.
Zanate Común (macho)

(izq-dcha) Sargento Alirrojo (macho), Zanate Común (macho), Zorzal Robín (demasiado cerca), trasero de hembra Zanate Común


hembra/macho inm. de Turpial de Baltimore
La situación era parecida con el Camachuelo Mejicano, una especie originalmente desde la costa occidental de los EE.UU. cuando había una infección ocular de mató 90% de la población; hecho para salvar la especie, ya se lo encuentra bien distruibuido por la costa oriental. Hay, y vi, algunos Jilgeros Yanquí preciosos, y como los nuestros son igualmente inquietos y en movimiento continuo. Un solitario Perlita Gris jugó a 'ya mea ves, ya no' con nosotros y ofereció sólo vistas muy breves, tal como hicieron los pocos Herrerillos Bicolores presentes y un Reyezuelo Rubí
Renové mis amistades con un Cuervo Americano, algunos Pajaro-gatos Grises que estabán llegando de su migración desde America Central y las Bahamas, disfruté de un avistamiento breve de un Zorzalito Rojizo y el único Sinsonte Norteño encima de un edificio alto justo fuera del parque.
Me sentí como en Gran Bretaña con la presencia de las Brantas Canadienses y Azulones en los lagos dentro del parque, vi hasta 4 Cormoranes Orejudos y las gaviotas con la De Delaware, Argéntea Américana y Gavión Atlántico
Colimbo Grande
Las sorpresas eran de encontrar un Colimbo Grande, Martinete y una Garceta Grande (llamalo lo que quieras) que entró a comer cada tarde, ignorando todo el futuro de la armada americana en los barquitos de remo.
Garceta Grande
Habia muy pocas Golondrinas Comunes alimentándose sobre los lagos y un solitario Golondrina Aserrada una mañana, pero no con la misma velocidad que los dos Vencejos de Chimenea
He dicho nada sobre los multiples Ardillas Grises que están por todas partes a todas horas, y además muy descaradas, pidiendo comida que lagunas les dan, aunque esta práctica está prohibido. Tampoco he dicho nada del Mapache dormido en lo alto de un arbol, una fuente de pelos para los nidos de los Herrerillos Bicolores que se lo quitan por sus nidos mientras duerme. 


2 Ardillas Grises

Y por último, antes de la lista a final, mis gracias a 'Birding' Bob DeCandido que lidera tures orsnitologicas de alrededor de 3 horas durante muchos días del año, y a diario durante la migración primaveral. Estuve allí con el el viernes por la mañana. Especialmente doy mis gracias a Joe Giunta de la New York Audubon Society, uno de los mejores que jamás he conocido con los reclamos de aves, el me invitó a salir con su grupo el sábado y domingo por las mañanas.


Lista (azul significa una especie nueva para mi)
Colimbo Grande, Cormorán Orejudo, Garceta Grande, Snowy Egret, Martinete Común, Branta Canadiense, Gaviota de Delaware, Gaviota Argéntea Americana, Gavión Atlántico, Zenaida Huilota, Vencejo de Chimenea, Carpintero de Carolina,  Pico Pubescente, Pico Velloso, Carpintero Escapulario, Golondrina Común, Golondrina Aserrada, Reyezuelo Rubí, Chochín Criollo, Pajaro-gato Gris, Sinsonte Norteño, Zorzalito Rojizo, Zorzal Robín, Perlita Grisilla, Carbonero Cabecinegra, Herrerillo Bicolor, Chara Azul, Cuervo Americano, Estirnino Vulgar, Vireo Ojiblanco, Vireo Gorjidor, Vireo Chivi, Parula Norteño, Reinita de Manglar, Reinita Azulada, Reinita Galana, Reinita Trepadora, Reinita Plidera, Chingolo Cejiblanco, Chingolo Gorjiblanco, Cardenal Norteño, Sargento Mayor, Zanete Común, Tordo Cabecipardo, Turpial de Baltimore, Camachuelo Mejicano,  Jilguero Yanquí, Gorrión Común.
T = 49 especies (12 nuevas)  

No está nada mal ¿verdad? Y todo en un parque muy, muy lindo, y después volver a la realidad la noche del 6-7 de mayo, con el cerebro en el centro del Atlántico, cuerpo aquí, y encontrar que Blas López había encontrado el Correlimos Falcinelo en el Guadalhorce. 

3 comentarios:

J. Andoni Pérez dijo...

Hola Andy!
Me ha sorprendido ver algunas aves en tu crónica de N.Y. City.
Sobre todo la de los estorninos. Son pintos no?
Iguales que los que llegan del norte de europa por aquí en invierno no? La misma especie?

Salu2.
Andoni.

Andy Paterson dijo...

Hola Andoni: Sí, son Pintos introducidos por nuestros antepasados (probablemente los mios) quen añoraban las aves de la vieja tierra. Igual con los Gorriones.
saludos,
Andy

JOSE LUIS dijo...

Por si fuera interesante o de utilidad para ti o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
http://plantararboles.blogspot.com
Se trata de una manual breve para que los amantes del monte y del campo podamos reforestar, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan las plantas nativas de nuestra propia comarca.

Salud,
Jose Luis Saez Saez